Jengibre y ajo para tu perro

Jengibre y ajo para tu perro

Jengibre y ajo para perros y gatos.

El jengibre es una buena solución para perros y gatos cuando se trata de molestares estomacales, y, además, estos amigos peludos soportar mejor los viajes en auto cuando reciben una dosis de jengibre. Por su parte, el ajo también tiene sus propiedades, como mejorar la circulación, agente desintoxicante y equilibrador del sistema digestivo. ¿Ha escuchado usted de que es venenoso y puede causar anemia en perros y gatos? ¡Pues claro! Si no cuidas las dosis que proporcionas a tu amigo, le perjudicaras sin saberlo.

Se puede combinar el jengibre y el ajo para tratar múltiples problemas tanto digestivos como antiinflamatorias, entre otros. Así que, si tu perro sufre de algún malestar estomacal, puedes suministrarle un complejo de jengibre y ajo. El primero cumplirá su rol de estimulador de jugos gástricos y tránsito intestinal, esto aliviará el malestar estomacal y el segundo cumplirá su rol de equilibrador, al descomponer los deshechos para ayudar a asimilar mejor los nutrientes.

Estos amigos comparten algo muy en común: su pelaje, y eso los hace objetivos de pulgas y garrapatas, siendo estas, sus pesadillas. El ajo entra como agente repelente, solamente dale un ajo de comer a tu perro o gato dos semanas antes de la temporada de estos odiosos insectos, de esa forma su pelaje habrá acumulado ajo y este les hará huir. Luego de esas dos semanas, mantén a tu mascota con la ingesta de ajo dos veces por semana.

¡Adicionalmente estarás protegiendo a tu amigo contra el cáncer!  El ajo aumenta la cantidad de glóbulos blancos, los guardianes el sistema inmune, y estas desempeñan su rol al destruir células patógenas y cancerígenas. No lo estarás curando, pero si le estarás aumentado su sistema inmune. Estas razones bastan para comprarle a tu mejor amigo, incluyendo al gato, un complemento bien puede ser añadido a sus comidas para mantenerlo saludable y lejos de las alimañas antes mencionadas. ¡Mas recuerda… Nada en exceso es bueno! Cuidado con esas dosis que les suministres o harás pasar a ese pequeño peludito un mal rato.

No Comments

Post A Comment